Cúcuta: de pimpineros a recicladores
San José de Cúcuta, 15 de enero de 2018
Lograr que los pimpineros dejen las calles, se vuelvan empresarios y además contribuyan con el medio ambiente, es el propósito del proyecto que viene adelantando la Cámara de Comercio dentro del programa de reconversión laboral que trabaja la región.
 
Cúcuta Recicla va dirigido a 55 vendedores de combustible de contrabando que fueron censados por el Gobierno nacional con el propósito de darles una alternativa para dejar su oficio ilegal.
 
Según contó Carolina Hernández, gerente del proyectos, hasta el momento solo van 30 personas inscritas, aunque esta es una iniciativa que ya tiene garantizada sus sostenibilidad,pues cuenta con el apoyo de una empresa que se convertirá en compradora tan pronto la asociación de pimpineros genere el producto.
 
Aunque el proyecto está en la fase de convocatoria, el objetivo es capacitar a los vendedores, conformar una cooperativa y asesorarlos para que ellos se dividan las tareas. Hernández dijo que el objetivo es recoger llantas y plásticos en motocargueros, llevarlos a un centro de acopio y luego triturarlos para vender.
 
Sin embargo, dijo que ha sido difícil el trabajo, pues no solo hay que capacitar a los pimpineros, si no que se debe hacer un trabajo social, pues las personas no están acostumbradas a trabajar en equipo ni mucho menos están preparadas para dejar de ver dinero todos los días, como lo hacen en su oficio diario, pero que es a eso le están aportando.
 
Estos proyectos se vienen manejando desde el año pasado. Con la ayuda de la Cámara de Comercio ya está funcionando una cooperativa de recolección de aceite vegetal, que está beneficiando a 100 exvendedores de gasolina de contrabando.
 
Hernández aseguró que aunque los proyectos tienen unos tiempos, de manera independiente se les está prestando acompañamiento para que estos modelos de negocios no se liquiden cuando se terminan los plazos.
 
Directamente con la Alcaldía de Cúcuta también se vienen adelantando otros procesos de reconversión laboral.
 
Ya hay una microempresa de calzado en la que participan 60 personas, un taller para el mantenimiento de motocicletas con 35 personas, y una cooperativa para el transporte de materiales de construcción, 28 personas.
 
Sin embargo, en las iniciativas, el mayor inconveniente es la deserción a mitad de los procesos. El gobierno nacional da hasta 10 millones de pesos por cada pimpinero para la conformación de cooperativas.
 
Cortesía www.laopinion.com.co
 
¿ESTÁS EN FACEBOOK? NOSOTROS TAMBIÉN, SÍGUENOS.
RECIBE ACTUALIZACIONES Y NOVEDADES, REGÍSTRATE
¿BUSCAS ALGÚN TRÁMITE? CONÓCELOS TODOS